Turista destroza estatua de San Miguel con 400 años de antigüedad al intentar tomar una “selfie”.

Las selfies se han convertido en la plaga del mundo moderno, pues aunque pueden ser divertidas, son muchos quienes ya están hartos de ver a las personas usar cualquier excusa para tomarse una. Justo como lo hizo el turista brasileño que se fue de viaje a Lisboa, Portugal y se metió en serios problemas por su torpeza.

El susodicho se encontraba de visita en el Museo Nacional de Arte Antiguo de Lisboa. Era sábado y la entrada al establecimiento, gratuita para personas de todas las edades. Así que él no lo pensó dos veces.

Una vez adentro sacó su teléfono, y comenzó a retroceder para tener un mejor ángulo. Al no fijarse, se fue a tropezar con la estatua de San Miguel, la cual tenía 400 años de antigüedad y en un instante cayó al suelo, haciéndose añicos. Nuno Miguel Rodrigues, otro visitante que fue testigo del desastre, tomó una fotografía que se volvió viral en Facebook.

Antes:

estatua-san-miguel-selfie-1
Después:

estatua-san-miguel-selfie-2

“He trabajado en este museo por varios años y no puedo recordar que ocurriera algo parecido a esto”, comentó Jose Alberto Seabra Carvalho, quien funge como director.

Mientras tanto, las investigaciones contra el turista continúan y hasta el momento, se ha optado por preservar su identidad.