Tras sufrir severas quemaduras esta mujer estuvo cubierta de escamas y su recuperación fue increíble.

26 Ene, 2017

Cuando María Inés Candido da Silva sufrió un accidente grave en el restaurante donde trabajaba, no parecía tener demasiadas opciones. La mujer, de 36 años de edad, sufrió quemaduras graves por todo su cuerpo, luego de que una fuga de gas hiciera estallar el sitio. Pero hoy, gracias a una técnica muy poco convencional y conocida, ha experimentado una recuperación sorprendente.

ATENCIÓN: Las siguientes imágenes pueden dañar tu sensibilidad.

pescado

Luego de que fuera internada en el hospital Dr. José Frota, los médicos la convencieron de probar con este método que, aunque no había estaba muy extendido aún, podría darle la oportunidad de regenerar su piel más rápidamente. El mismo consistía en aplicarle injertos con escamas de pez tilapia, que cubrieran sus heridas.

pescado2

María Inés se sentía tan adolorida y angustiada, que aceptó de inmediato. Ahora asegura estar encantada con los resultados del tratamiento y lo recomienda para cualquier persona que se vea en su misma situación.

pescado3

Los médicos de la unidad de quemados se encargaron de cubrir cada quemadura con uno de estos injertos. Fue una oportunidad para que los doctores avanzaran en una investigación de dicha técnica, la cual ya habían aplicado a otros 50 pacientes con resultados extraordinarios.

pescado4

El pez tilapia es una especie que solo se encuentra en las aguas de Brasil. Su tejido escamoso lo hace inmune a un montón de enfermedades, pero antes de usarlo, es necesario tratarlo para remover cualquier toxina o bacteria, además de desprender el tejido muscular.

pescado5

De acuerdo con los especialistas, este tejido escamoso es bastante parecido a la piel humana, además de permitir que los pacientes sigan moviéndose con comodidad y estén protegidos en contra de infecciones. María Inés tuvo sus injertos solo por 11 días, luego de los cuales le fueron quitados con resultados muy positivos.

pescado6

Edmar Maciel, cirujano plástico que trabaja con la técnica, la recomienda también debido al agua y al colágeno contenidos en las escamas. Si este tratamiento sale adelante, podría ayudar a miles de personas.