Esta tortuga gigante y esta vaca bebé que perdió una pierna se han convertido en mejores amigos.

La industria de los alimentos no quiere que usted se entere de esto, pero ya es muy tarde para ocultarlo.