Esta araña reparó su propia pata rota con seda luego de ser aprisionada en un frasco.