Esta chica pasó la mayor vergüenza de su vida al creer que su madre le había regalado un dildo en Navidad.