Decidió reparar la ventana de su auto y encontró miles de dólares escondidos en la puerta.

Esta serpiente de dos metros se tragó una perilla y sus rayos X son increíbles.