Los padres de esta modelo no pueden reconocer tras obsesionarse con las cirugías plásticas.