Esta serpiente de dos metros se tragó una perilla y sus rayos X son increíbles.