Ningún compañero fue al cumpleaños de su hijo y ahora, ella es llamada “la peor madre del mundo”.