Este hombre tenía molestias en el oído. Tomaron una pinza y lo que encontraron es aterrador.