Santa Inocencia (La niña de la Catedral) parece abrir los ojos en un escalofriante vídeo tomado en México.