Lo que este sujeto encontró dentro de una lata de sardina te hará sentir inseguro de comprarlas.