Un perro Huskie quedó atorado en un árbol de coco y los maestros del Photoshop hicieron lo suyo…