Un grupo de policías entró a un apartamento para rescatar una mujer. Al ver lo que había sólo pudieron reír.