No imaginarías lo que sucede durante el parto de esta yegua llamada Daisy.