Científicos descubrieron una cola de dinosaurio de 99 millones de años con plumas.