Estas personas olvidaron ponerse el cinturón de seguridad. ¿Lo que sucedió con ellos? ¡Dios mío!