Dos chicos demuestran que puedas entrar a cualquier lugar si usas chalecos de seguridad.