Subió a su auto y vio una camisa atorada en el parabrisas. Condujo a toda velocidad y esta es la razón.

Este ladrón pensó que iba a salirse con la suya. Pero esta mujer hizo algo asombroso…

Muchos padres odian a este pastor evangélico luego de que les gritara a sus hijos que Santa Claus no existe.