Decidió reparar la ventana de su auto y encontró miles de dólares escondidos en la puerta.

Olvido su almuerzo, pero su esposa lo lanzo desde el balcón de su apartamento con una precisión increíble.