Esta mujer guardó estas cajas en su ático durante 40 años hasta que un día revelo toda la verdad.