Se suponĂ­a que estaban sosteniendo a su amigo paralĂ­tico en su boda. Pero la realidad es otra.