Demi Lovato copia a Kim Kardashian y empieza a tomarse fotos para mostrar sus curvas en traje de baño.