Se arregló para cenar pero no recogió su habitación. Lo que hay atrás es repugnante.