Esta almeja abriĆ³ su concha para lamer la sal que hay en la mesa con su enorme lengua.