Las clínicas de tortura para “curar” la homosexualidad si existen y son terribles.