Este hombre es el protagonista de uno de los casos más perversos de la historia escocesa.