Despertó para descubrir que le faltaba un pedazo de su cara. Mira quien fue el culpable.

Solo un 10% de la población mundial nace con este agujero en sus orejas, ¿sabes qué es?