El momento en el que un surfista es rescatado por la guardia costera tras 30 horas a la deriva.