Adorable reacción de un bebé yendo por primera vez a la playa.