Las protestas en Venezuela ponen al país un paso más cerca de la guerra civil.