El gesto de esta abuelita sorprendió enormemente a un trabajador de construcción.