Este hombre experimentó el mismo dolor que sufren las mujeres durante el parto.

Nadie sabía porque su barriga había crecido tanto, hasta que vieron esto en los rayos X.