Este hombre se enamoró de su paciente y al morir, siguió conviviendo con su cadáver.