Las terroríficas palabras del creador del juego de la Ballena azul sobre la humanidad.