Los doctores le dijeron que su hija no viviría, pero 12 años después ocurrio algo increible.