Pensaban que solo eran picaduras de mosquitos. Quedaron aterrados al descubrir la verdad.

31 Ago, 2017

Los mosquitos pueden ser muy molestos, en realidad cualquier insecto que pique o muerda es una total molestia, pero cada vez que te pique un mosquito deberías de agradecer que fue eso y no una de estas cosas que picaron a este hombre.

Kyle había vuelto de su viaje de Panamá con algunas picadas de insectos en su espalda, y muchos pensaron que eran picadas de mosquito.

Es por eso que todos se quedaron petrificados al ver que para tratar las picadas, tenía cinta adhesiva encima de las picaduras.

No eran picadas, eran unas larvas de rezno que se habían alojado en su espalda. Las larvas de rezno, o de Oestridae, como se les conoce científicamente, incuban de manera parasítica.

Aunque por lo general se meten en la carne de animales como las vacas, existe una especie que solamente se incuba en la carne humana.

Resulta totalmente escalofriante que algo así pueda llegar a vivir dentro tuyo para luego emerger como una mosca.

Por esto hay que tener cuidado cuando uno se va de vacaciones a países como Panamá, México, Chile y o estar al norte de Argentina, pues son más normales en esos lugares.

Por fortuna, no son animales muy usuales y por lo tanto los casos tampoco son muy numerosos, por lo que podemos dormir tranquilos.

Así que, para poder sacarle las larvas a Kyle, le taparon las dolorosas heridas de la larva con cinta adhesiva para poder asfixiar a la larva y luego sacarla con pinzas.