No podrás creer la ingeniosa respuesta de esta cafetería hacia los clientes maleducados.

17 Jun, 2017

La educación es algo que todos deberíamos de tener muy en cuenta, porque se supone que desde pequeños todos fuimos criados para poder decir al menos por favor y gracias; pero como vemos en la calle, muchas personas fallan incluso en esto. Es por eso que este dueño de esta cafetería quiso enseñarles modales a las personas de la mejor manera posible.

El dueño de una cafetería que se encuentra en Roanoke, llamado Austin Simms, siempre se topaba con que los clientes carecían de modales, por lo que puso un letrero en la entrada del local.

Con tan solo decir “Buenos días, un café, por favor” una persona podría pagar mucho menos por un café. Es aquí cuando nos damos cuenta que los modales pueden hacer la diferencia en la vida de las otras personas.

Así que cuando entres a cualquier local, con tan solo dar los buenos días haces una gran diferencia en el día de los demás. Tenemos que tener consciencia.