No pararas de reír cuando veas la cara de este perro bóxer al ver su amo imitar todos sus gestos.

¿Nunca te has puesto a pensar en lo cierto que es ese dicho, de que las mascotas se parecen a sus dueños? Si te fijas con atención te darás cuenta de que es cierto, no importa si hablas de perros, de gatos o de aves. Siempre parecen tener una similitud muy especial con sus amos. Y este caso es una prueba fehaciente de ello.

Oscar Filho es el orgulloso dueño de un simpático perro bóxer, llamado Mel. Ambos son los mejores amigos y también hacen las mismas expresiones.

Este vídeo muestra como es una rutina juegos entre los dos.

Al principio, Oscar es quien imita las expresiones faciales de Mel y su manera de pararse, mientras el can no deja de restregar su nariz contra él. Luego, es Mel quien se pone a simular todos los gestos que hace su amo y trata de lamerlo. Ambos incluso pelean por la misma galleta en forma de hueso, que alguien les extiende al final.

No hay cosa más dulce que ver como una persona y su perro, son capaces de entenderse tan fantásticamente bien.

¿Tienes perros en tu casa o alguna otra mascota a la que ames? ¿Cómo es cuando juega contigo?