Niño lobo que gruñe y muerde es buscado por la policía luego de escapar de una clínica en Moscú.

Disney hace muchos años nos mostró la historia de “El Libro de la Selva”, el cuento en el que un niño se pierde en la selva y termina siendo criado por una manda de lobos. El pequeño adopta el estilo de vida salvaje y vive alejado por completo de las costumbres humanas.

Si bien esto solo es una historia, existe un niño que vivió lo mismo que el protagonista del clásico de Disney. En Rusia, la policía está tras la pista de un “niño lobo” luego de que se escapara de una clínica en Moscu, justo el día después de haber sido rescatado de la selva.

El pequeño fue encontrado en un remoto bosque mientras vivía con una manada de lobos. Los doctores mostraron su sorpresa luego de conocer la historia del pequeño que fue rescatado de Kaluga, una pequeña región del centro de Rusia.

nino-lobo-moscu-rusia-1

Un portavoz de la policía expresó que el niño, que ahora se encuentra en paradero descocido, es un peligro para los demás pues es muy salvaje. El pequeño tiene un comportamiento típico de los lobos, con todos los hábitos de estos animales, sus dientes son bastantes fuertes y afilados por lo que de morder a alguien, pondría su vida en peligro.

El pequeño luce como de diez años aproximadamente, pero luego de que se le hicieran unos pocos estudios en la clínica se cree que su edad es mucho mayor. Este niño ha desconcertado a los médicos pues parece inteligente, pero no habla ruso o ningún otro idioma conocido. Se cree que desde hace años ha estado a cargo de los lobos corriendo con ellos por la selva.

En Rusia estos casos “Mowgli” son poco frecuentes, pues ya habido informes periódicos en los que se han encontrado niños que son abandonados por su padres y son los animales quienes han cuidado de ellos.

nino-lobo-moscu-rusia-2

El pequeño se desplaza con sus piernas dobladas, semejando a la manera de caminar de los lobos. Cuando fue encontrado por un grupo de aldeanos, se encontraba corriendo con la manada en busca de alimentos. Tenía una guarida hecha de palos y hojas, además de que la temperatura era baja cuando lo consiguieron, recibió el nombre de Lyokha pero su identidad real aún es desconocida.

Sucio, hambriento y parecía haber tenido tiempos difíciles, fueron las características dadas por un portavoz de la policía al referirse al aspecto del niño cuando fue encontrado. Los médicos lo vistieron y lo asearon, las uñas de los pies eran como garras. Pero luego de 24 horas, el pequeño logró evadir la seguridad y se escapó de la clínica.

Debido a la fuga del pequeño “Mowgli” los doctores no pudieron hacer los exámenes médicos adecuados, solo obtuvieron un poco de sangre e hicieron pruebas menores. Los doctores aseguran que debido a su condición es muy peligroso, no solo por su conducta salvaje sino también porque debe estar lleno de infecciones y virus.