La milagrosa transformación de una mujer que pasó de la anorexia al fisicoculturismo.

5 Abr, 2017

Nicola King, es una espectacular fisicoculturista de 24 años, de la que nunca sospecharías que tuvo que lidiar con la anorexia. Si bien hoy luce un cuerpo saludable y tonificado, en el pasado admite que estuvo a punto de morir por este trastorno alimenticio. Pero su historia, es una llena de esperanza y autoaceptación.

La campeona del certamen Pure Elite’s UK, entrenó a lo largo de 18 meses para pasar de ser una anórexica rehabilitada a lo que es el día de hoy.

anorexia

Primero dejo de comer chocolate. Luego, empezó a excluir varios tipos de comida. Después estaba contando obsesivamente las calorías que consumía hasta que un buen día, dejo de comer. Nicola solo tenía 16 años cuando cayó en las garras de la anorexia y su caso llegó a ser tan severo, que se negaba incluso a tomar agua. En su peor momento, llegó a pesar tan solo catorce libras a tal grado que fue un milagro que continuara con vida.

Sus períodos cesaron, los órganos vitales comenzaron a fallar y la internaron en el hospital. Allí, tenían que alimentarla a través de sondas que se llegaba a quitar ella misma. Estaba cansada de vivir.

“En dos ocasiones, los médicos le dijeron a mis padres que se despidieran. Decían que no iba a vivir. Quería morir y me sentía fisícamente muerta“.

82e2c702a4b6d120fd8fc7003402d1ef

Luego de estar 18 meses en tratamiento dentro del Priory Hospital de Southampton, Nicola se trasladó a México. Posteriormente, volvió a los Estados Unidos y luego viajó a Grecia y a Cornwall para aclarar su mente. Allí fue cuando decidó empezar a ir al gimnasio como terapia para recuperarse.

anorexia4

“Experimento un sentimiento liberador cuando impulsó mi cuerpo al extremo, pero en una forma sana y positiva, dice ella, “aun estoy luchando porque cuando piensas que has superado la enfermedad, descubres que no se ha ido por completo, pero siento que tengo que vencerla”.

Hoy, Nicola pesa más de 40 kilos y sigue una dieta balanceada para mantenerse en forma.

anorexia5

“Si no fuera por mi familia y el fisicoculturismo, no sé si seguiría aquí“.

¡Nunca hay que darnos por vencidos!