Lo que este hombre construyó en honor a su hija ahogada es lo más impresionante que he visto.

12 Ene, 2017

Perder a un ser querido, es una de las experiencias más devastadoras por las que puedes pasar. A veces, las personas caen en depresión absoluta. Pero otras, usan ese dolor para hacer algo constructivo con toda su alma. Ese fue el caso de John Cargill, hijo del capitán William Cargill, que en 1870 perdió a la más joven de sus hijos a causa de una marea alta. Entonces, él decidió crear algo en homenaje a ella y se trasladó hasta la zona costera de Dunedin, Nueva Zelanda, para excavar un túnel asombroso entre las rocas. Lo que hay al final le quita el aliento a cualquiera.

asombroso

Para llegar hasta el túnel, hay una caminata de 20 minutos con vistas espectaculares.

asombroso2

Una vez allí, debes bajar 72 escalones en total.

asombroso3

Cuando miras las paredes, puedes notar que esto fue construido por un padre en luto.

asombroso4

Al salir del túnel, es aquí adonde llegas…

asombroso5

Tu propia playa privada.

asombroso6

Y el lugar es absolutamente maravilloso.

asombroso7

Si su hija pudiera ver esto, estaría completamente fascinada y orgullosa.

asombroso8

La única forma de acceder hasta esta playa, es por medio del túnel que este hombre construyó.

asombroso9

Sin duda alguna esta es una maravillosa creación, que vale cada segundo de tiempo invertido en ella. Es asombroso pensar que las manos humanas son capaces de construir algo tan fantástico, ¿no te parece?