Lo apodaban el niño conejo, pero ahora su vida ha cambiado por completo.

5 Abr, 2017

Evan Hill, es un chico que pasó muchos malos ratos en su escuela, a causa de una pequeña imperfección de la que no tenpía la culpa. Sus incisivos delanteros eran de gran tamaño, tanto así que ni siquiera podía cerrar bien la boca. En su escuela de Christchurch, Nueva Zelanda, los otros niños le hacían burla al decirle el “niño conejo”.

Si bien Evan siempre le pidió a sus padres operarse los dientes, ellos no tenían recursos suficientes para pagar dicho tratamiento, el cual era muy costoso. Pero luego su historia se hizo viral.

Gracias a la generosidad de toda una comunidad, Evan ha cambiado su apariencia.

conejo

Su familia recibió más de 100,000 dólares (lo que costaba el tratamiento) en donaciones, para resolver su problema. Tuvo que usar frenillos por cinco años con tal de corregir sus dientes. Pero hoy, su sonrisa es la de un chico nuevo y él no podría estar más feliz.

conejo2

A Evan le sobró bastante dinero de lo que recaudaron las personas que le ayudaron. Ahora lo va a redonar nuevamente, para ayudar a otra gente que necesite atención médica similar a la suya.

¡No cabe duda de que cuando todos se unen por un bien común, pasan cosas maravillosas!