Llamaron a la policía para que clausuraran un tobogán. Las cosas no salieron como lo planearon.

7 Sep, 2017

Por lo general, cuando se habla de la policía, a menudo esto involucra malas noticias. En un país como Estados Unidos, en donde se han visto muchísimos casos de brutalidad policíaca, a todos les pone los pelos de punta pensar que una patrulla se acerca para hablar contigo. Sin embargo, esta historia te hará pensar distinto sobre los oficiales.

Recientemente, en Carolina del Sur, Estados Unidos, durante el 4 de julio; muchos se encontraban celebrando el famoso día nacional.

Es por esto que unos chicos y vecinos, quisieron armar un tobogán de agua en la calle de un conjunto de viviendas.

Hubo personas que no vieron esto con buenos ojos, así que llamaron a la policía para que clausurara este tobogán.

Según los vecinos, este tobogán estaba bloqueando el tráfico y creando problemas, pero cuando llegó la policía las cosas tomaron un rumbo inesperado.

Muchos esperaban que desmantelaran el tobogán, pero hicieron lo mismo que todos: se lanzaron en él.

El oficial Joe Jones se quitó la radio y en una balsa inflable se lanzó por el largo tobogán mientras que la oficial Carrie Lee se reía.

Según los oficiales, este tobogán no molestaba a nadie, por lo que no había por qué alarmarse.

Mira cómo sucedió todo aquí.