Le reveló a su compañero de trabajo la enfermedad que padecía, pero él la había estado engañando.

4 Abr, 2017

Cuando miramos a las personas que nos atienden en cafeterías, restaurantes de comida rápida, tiendas departamentales u otros establecimientos, nunca nos paramos a pensar en sus historias. Muchos de ellos no atraviesan por circunstancias alegres y aun así, tienen que pararse a trabajar con una sonrisa en el rostro para cada cliente.

Deanna, es una mujer empleada de The Coffee Bean & Tea Leaf.

companero

Ella no lleva una vida fácil y vio en su nuevo “compañero de trabajo”, a una persona con la cual podría desahogarse de los problemas que la aquejaban.

companero2

Tras abandonar la escuela, cayó en una difícil adicción a las drogas que le llevó mucho tiempo superar. Hoy, es madre soltera con dos hijos que mantener.

companero3

Por si fuera poco, también acababa de perder a su padre a causa del cáncer, una amenaza que sigue latente en su familia.

 

companero4

Así que en un momento dado, Deanna no aguantó la presión y terminó quebrándose enfrente del “nuevo”.

companero5

Le habían diagnosticado cáncer de hígado y no sabía a quien acudir; el tratamiento era demasiado costoso.

companero6

Poco sabía que el hombre con quien hablaba, no era un empleado común, sino el director de la cadena de cafés, John Fuller.

companero7

Él estaba participando en una dinámica del programa televisivo, “Undercover Boss” (Jefe Encubierto).

companero8

Sin saberlo, Deanna lo había estado capacitando, aunque él terminó descubriendo en ella más que sus procedimientos para trabajar.

companero9

Cuando llegaron al final del programa y él le desveló su identidad, Deanna no lo podía creer.

companero10

Generosamente se vio recompensada con 20,000 dólares para costear su tratamiento. Además, se le informó que Fuller abriría un fondo universitario con otros 20,000 dólares para cada uno de sus hijos.

companero11

También la convenció para volver a los estudios y terminar la escuela secundaria, por lo cual le otorgarían otros 10,000 dólares.

companero12

Al final, su buen corazón y trabajo duro se vieron compensados. John Fuller es una gran persona.

companero13

Si hubiera más jefes que como él, se dieran la oportunidad de conocer a sus empleados en vez de solo pensar en el dinero, las grandes empresas se beneficiarían aún más y cambiarían vidas, ¿no te parece?