La carta que una chica de 15 años abusada por sus acosadores, dejó antes de suicidarse.

4 Mar, 2017

Año con año, miles de niños y adolescentes se enfrentan con el bullying, por culpa de acosadores cuyos actos parecen ir cada vez más lejos. Como la chica a la que vas a ver a continuación y que, tras no soportar la presión de otras personas, se quitó la vida. Esta es su historia.

Cassidy Trevan tenía 13 años cuando fue violada en el 2014, por dos de sus compañeros de clase

chica

Ella se quitó la vida como consecuencia del trauma

chica2

Ahora, su madre ha denunciado el hecho por Facebook

chica3

EL BULLYING MATÓ A MI HIJA.

He callado esto por mucho tiempo… hay un grupo de chicos crueles y enfermos en el Wellington Secondary College, (chicos y chicas de entre 13 y 15 años), que inflingieron un desagradable crimen de odio en mi niña el 15 de Febrero del 2014

Después de encontrar una triste carta en su computadora

chica4

Las redes sociales compartieron la trágica historia de su hija

chica5

Este es el texto original

chica6

Era estudiante en (nombre de la escuela omitido) y fui violada por dos chicos que asistían ahí. Puede parecer que trató de llamar la atención, pero honestamente, no se trata de eso. Tengo muchas razones para hacer esto.

Avertir a otras personas lo que puede ocurrir, porque me preocupa que si lo hicieron conmigo, lo hagan con alguien más o al menos lo intenten. Tienes el poder de detener esto. Recuerda que quienes me hicieron esto eran estudiantes. Es difícil de creer, lo sé. Pero es la verdad.

No busco venganza contra los estudiantes que me violaron. No busco atención, solo quiero poner las cosas en claro.

Cerca de 1500 estudiantes de entre 7 y 12 años entraran a la escuela, y deben ser advertidos. La escuela no me ayudó. Así que tengo el deber de advertir sobre lo que me ocurrió.

Hago esto por mi misma. Estudiantes que no conozco siguen contáctandome por Facebook llamándome p*ta. Me he cambiado de escuela, me he mudado y sigo siendo siendo acosada. No puedo detener los rumores pero al menos puedo hablar sobre lo que realmente sucedió; es algo de lo que van a hablar de todos modos.

Mi nombre es Cassidy Trevan y fui violada.

Si alguien lo intenta contigo, créeme, vale la pena seguir luchando. ¡Pelea! O lo lamentarás el resto de tu vida. Tú puedes hacerlo.

Tengan cuidado. Estén advertidos. Estén seguros.

“Espero que esto los persiga por el resto de sus vidas”, escribió Linda a los agresores de su hija

chica7

¡No dejemos que más historias como esta se repitan!