Fue al doctor por un dolor estomacal y le dijeron qué tenía un 1% de posibilidades de sobrevivir.

28 Dic, 2016

En el 2013, Sophie Royce de 25 años, empezó a sentirse muy mal del estómago. AL principio, creyó que lo suyo no era más que un malestar pasajero, pero lamentablemente no sospechaba lo equivocada que estaba. Luego de ignorar sus síntomas por un par de días, la estudiante de enfermería fue a parar al hospital aquejada de una severa infección.

Allí, fue diagnosticada con septicemia meningocócica, una forma de meningitis bacteriana que se había extendido por toda su sangre. Entonces sus órganos empezaron a fallar…

sophie-royce-2

Los doctores, aunque trataban de hacer todo lo que podía por salvarle la vida, le dieron solo un 1% de posibilidades de supervivencia.

sophie-royce-3

Sus familiares estaban en el hospital despidiéndose de ella, cuando los doctores propusieron conectarla a una máquina de oxigenación de la membrana extracorpórea, que ayudaría a que sus pulmones se recuperaran. Luego de eso y de 37 transfusiones de sangre, ella empezó a mejorar.

sophie-royce-4

Desafortunadamente, luego de que entrara en shock séptico y de que su sistema inmune casi fuera destruido, tuvieron que emputarle un pie y las puntas de los dedos del otro, que se habían gangrenado.

sophie-royce-5

Desde entonces, Sophie ha debido soportar 30 operaciones para lidiar con infecciones recurrentes, pero agradece seguir con vida.

sophie-royce-1

Trata de mantenerse positiva y es una activa promotora de la organización “Meningitis Research Foundation”, que recolecta dinero para investigar la enfermedad. También mantiene en pie su sueño de convertirse en enfermera.

sophie-royce-6

¡Ella es todo un ejemplo de vida!