Este hombre fue despedido de su trabajo por visitar a su esposa que estaba en pleno parto.

18 Ene, 2017

Lamar Austin es un hombre que solía trabajar como guardia de seguridad para la compañía Servicios de Protección Salerno, en la que lo habían puesto a prueba por un período de 90 días. Se trataba de un puesto donde debía estar disponible los 7 días de la semana, 24 horas al día. Realmente necesitaba el empleo, de modo que no faltó ni un solo día e incluso se prestó a cubrir a otros colegas y hacer turnos extras. Pero entonces su esposa entró en labor de parto…

parto

El 30 de diciembre, ella fue ingresada en el hospital con algunas complicaciones que retrasaron la llegada del bebé, por lo que Lamar le avisó a su jefe que no podría ir al trabajo durante el viernes y el sábado. Por la madrugada, el hombre le envío un escueto mensaje de texto.

parto2

Era el 1 de enero del 2017, cuando Lamar lo leyó en su teléfono: “Estás despedido”. Él simplemente respondió con un “Ok”.

parto3

Lejos de angustiarse, no sintió remordimiento por haber estado con su esposa cuando más lo necesitaba. Cainan, su pequeño hijo, fue el primer bebé del año, al nacer a las 7:00 am. Los medios de comunicación se sorprenderon al conocer la historia de su padre.

parto4

“Siempre voy a elegir primero a mi familia”, declaró él, quien además tiene otros 3 hijos en casa.

parto5

Cuando todos supieron lo que había ocurrido, a la empresa le llovieron críticas y a Lamar nuevas ofertas de empleo.

parto6

Además, alguien recaudó 10,000 en un fondo que se abrió en la plataforma GoFundMe, solo para él y su familia.

parto7

¡Él sí que es un padre auténtico!