Este conejito acaba de descubrir lo sabrosas que son las palomitas de maíz, y ahora no puede parar de comer.

¿Qué cosa puede ser más tierna que un conejo? Todos quisiéramos tener en casa a uno de estos pedacitos de cielo, que con sus orejas y su cola esponjosa, nos hacen recordar que hay más de un motivo para sonreír. Lo malo es que no todas las personas podemos tener uno en casa, ya sea por el espacio, el tema del mantenimiento o simplemente, porque no estamos tan acostumbrados a verlos como mascotas. El que vas a ver a continuación, sin embargo, te alegrará el día con su amor por las palomitas de maíz.

A él no le bastan las zanahorias o la alfalfa para sentirse completo. Este nuevo bocadillo se ha convertido en su favorito y verlo comer es lo mejor que nos ha pasado.

Desde que se asoma al bol de las palomitas hasta que mete su cabeza en ellas, el vídeo a continuación es pura perfección. Te dan ganas de estar ahí con él para verlo comer y acariciarlo.

El dueño de este pequeño tiene mucha suerte, por poder estar tan cerca de este animalito. ¿Alguna vez habías visto a un conejo que comía palomitas? Yo no sabía que podían.

¿Qué otros animales interesantes has visto últimamente?