Esta perrita ha vivido toda su vida encadenada y lo peor es que la ley no puede hacer nada. ¡Mira por qué!…

Un perro no pide mucho para ser feliz. Agua, comida, un lugar donde vivir y amor incondicional, son lo único que ellos necesitan para sentirse plenos. Pero algunos dueños irresponsables todavía piensan que está bien tenerlos encadenados en sus patios, sin que puedan salir a jugar o correr.

Fanny es una perrita que vive en Ohio, donde las leyes aún no contemplan este tipo de situaciones.

De acuerdo con los testimonios, la pobre se pasa todos los días encerrada dentro de una especie de cobertizo de hierro, con una cadena y solo una pequeña ventana para mirar hacia el exterior. Tiene un plato con agua y comida, pero nunca la sacan de ahí.

Las oficinas de control animal han recibido numerosos reportes sobre esta situación, pero en realidad no pueden denunciar al dueño porque no está rompiendo ninguna ley. No hay ninguna que prohíba tener a los perros encadenados en el patio. Y esto es muy triste, porque ningún animal debería vivir así.

Basta con ver la fotografía para saber que Fanny no es feliz. Quizá, si estuviera con una familia más responsable que le dedicara su tiempo, su vida podría cambiar por completo.

fanny-maltrato-animal-perro-3

Foto / Thebackyarddogproject

Su foto le ha dado la vuelta a las redes sociales y ahora, tú también puedes compartirla.

fanny-maltrato-animal-perro-2

Foto / Thebackyarddogproject

Si hacemos eco de esta situación, tal vez alguien haga algo para revisar las leyes y prohibir que esto siga sucediendo.